¿Qué perro pega con tu personalidad?

Aunque tener un perro pueda resultar una decisión fácil de tomar, lo cierto es que en la mayoría de casos, la decisión sobre cuál será y cuál no nuestro compañero perfecto-y viceversa-requiere una reflexión profunda y prolongada. De lo contrario, podríamos encontrarnos ante modos de vida completamente incompatibles.

La incorporación a la familia de un miembro más no puede ser algo impulsivo. Es un ejercicio de entrega y responsabilidad y, por tanto, ha de ser meditada y analizada con cautela. Para poder entender esto debemos comprender ciertos aspectos de nuestros amigos caninos: primero, que son seres que dependerán de nuestros cuidados tanto física como afectivamente; segundo, que incondicionalmente estarán para nosotros y nosotros debemos de estar para ellos; y tercero, que será un compañero de vida muy especial con el que crearemos un vínculo espectacularmente diferente al resto. Si comprendes otro tipo de acepción relacionada meramente con la protección al hogar, debes tener algo claro: no es un perro lo que buscas. Un perro tiene el alma de un niño que no desea crecer, y como tal, debemos cuidarlos y enseñarles día a día.

Por tanto, antes de embarcarte en esta aventura, plantéate seriamente las condiciones. ¿Por qué quiero tener un perro? ¿Soy capaz de cambiar parte de mi rutina por él? ¿Voy a poder proporcionarle todo lo que necesita? ¿Me va a aportar él lo que busco con su compañía?

Si has respondido con un sinfín de “síes”, a estas alturas pensarás:

-Vale, estoy decidido: quiero aventurarme a descubrir ese fiel amigo. Pero, ¿cómo sabré si un perro es acorde a mi personalidad? ¿Me estaré equivocando a la hora de decidirme por uno u otro?

Lo cierto es que aunque no tengamos todas las respuestas, conocemos ciertas características que comparten algunas razas, pudiendo guiarte con ellas en la búsqueda perfecta de tu amigo canino.

Aventurero

¿Disfrutas en la naturaleza, haciendo deporte o sumergiéndote entre los mejores senderos que encuentras mientras descubres tanto personas como lugares? Si es así, indudablemente te decantarás por un perro que pueda seguirte en este activo modo de vida. Asociado a esta rutina, destacaremos los siguientes: Cocker spaniel, Dálmata, Beagle, Labrador retreiver, Pastor alemán, Pointer, Border collie, Bóxer y Schnauzer. Todos ellos forman parte de un grupo muy curioso y explorador. Aprenden e indagan mediante el olfato. Y, aunque son fieles a quienes los cuidan, tienden a relacionarse con aquellos que estén a su alrededor de una forma muy abierta: gozan de su independencia ocasional.  

Boxer

RELAJADO

Si, por el contrario, eres un tipo de persona más sedentaria y relajada, los perros que tienen estos hábitos son de menor tamaño: Basset hound, Galgo español, Bichón maltés, Bulldog inglés, Carlino y Yorkshire terrier, entre otros. Estas razas tienden a ser más reservadas y dependientes: más sumisas y pacíficas. A pesar de ello, disfrutan de los largos paseos al aire libre. Su inteligencia les caracteriza y, si son educados correctamente, suelen ladrar poco y obedecer inmediatamente.

carlino

EXhibicionista

En otra corriente muy diferente, descubrimos un conjunto de razas cuya característica principal es el afán por la exhibición. Aunque pueda parecer poco atribuible a animales, bien es cierto que hay perros con presencia destacable: Chiuahua, Shih tzu, Fox terrier de pelo alambre, Pomerania, Poodle o Papillón. Dejando atrás su lado coqueto, poseen una inteligencia y una imaginación bastante llamativas. ¿Buscas a un pequeño curioso y de carácter valiente? Esas son las razas asociadas a ello. 

Chihuahua

ambicioso

Cuando hablamos de personalidades diferentes, nunca está de más mencionar a aquellos ambiciosos (en el buen sentido) regidos por la exigencia de superarse diariamente. Si tienes las expectativas altas y buscas una raza similar, baraja las siguientes opciones: Shiba inu, Doberman, Perro lobo checoslovaco, Pastor ovejero australiano, Bull terrier inglés o Husky siberiano. Son razas asociadas con el trabajo y la decisión fija: perfectos para personalidades dominantes y decididas. Poseen mucha energía, siendo fieles y devotos a sus humanos. Sin embargo, no son tan sociables como otras razas, poseyendo cierta desconfianza, siendo un factor entrenable.

Husky

Casero

Por último, haremos mención a aquellos fieles defensores del cariño, el espíritu familiar y la protección. Estos amigos caninos serán sumamente agradecidos: Golden retriever, Gran danés, Labrador retriever, West Highland White terrier, Jack Russell Terrier o Daschshund. No conocen el término agresividad, siendo incondicionalmente afectuosos y leales: necesitan de tu amor y contacto físico para su salud emocional. Son las razas de perro más inteligentes y tienen la capacidad de desenvolverse en cualquier ámbito, disfrutando por igual de caminatas tranquilas y de aventuras de mayor intensidad.

Gran Danés

Si has sido capaz de identificarte con estas personalidades caninas, tu elección resultará ahora mucho más sencilla que al principio. Aún así, recuerda el primer punto: te vas a embarcar en un viaje de a dos del cual no podrás regresar. Reflexiona, escoge al mejor compañero de vida y deja que sus características también te elijan a ti. No te olvides que, ante todo, estás asumiendo la responsabilidad de tener a un fiel compañero que sentirá la misma ilusión al verte cada día. Correspóndele como merece.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s